martes, 13 de agosto de 2013

Guatemala La Muy Querida

Para mi Querida, Mi dulce Hogar.
Aunque no estemos en nuestro mejor momento Guatemala sigue siendo la muy querida.

Sí. fijate que hay gente, y mucha, que aun lucha y otro poco mas que luchó por sacar adelante a nuestro país, y aunque por supuesto el buen guatemalteco como vos se fija en la violencia, en la desnutrición, la corrupción, la pobreza, la falta de verdadero liderazgo, y en todos esos problemas sociales; el verdadero chapín también respira, se pone nervioso y se emociona con los verdaderos tesoros que nos rodean.

Tesoros tangibles e intangibles: sonidos, espectáculos oculares, fragancias y texturas, todas tan peculiares que aunque parecidas a otros jamas igualadas. Hoy pues Literatura. Una pequeña probada de la grandeza de nuestra poesia. Para mas poesia guatemalteca podes visitar estas paginas: www.poesiaguatemalteca.com/  www.literaturaguatemalteca.org/

Hablo de los verdaderos tesoros:


¡Oh salve, Patria,
 para mí querida, mi dulce hogar, 
Oh salve, Guatemala!
Tú el encanto y origen de mi vida.

¡Cuánto, tierra bendita, se regala
el ánimo evocando de tu suelo
las prendas todas, de natura gala!
Me acuerdo de tu clima y de tu cielo,
a tus fuentes me asomo, y se pasea
por tus henchidas calles. ¡ay! mi anhelo.
En tus templos mi vista se recrea,
y a la sombra encontrarme de tus lares,
a ti volando el corazón desea.
A veces me parece los pinares
divisar tus montes, y las frondas
que esmeraldas semejan a millares.
Ver por las mieses tus campiñas blondas,
campiñas en perenne primavera
a las que riegan cristalinas ondas.  (Fragmento de Rusticatio Mexicana, Rafael Landivar).


Y tú, desterrado:
Estar de paso, siempre de paso,
tener la tierra como posada,
contemplar cielos que no son nuestros,
vivir con gente que no es la nuestra,
cantar canciones que no son nuestras,
reír con risa que no es la nuestra,
estrechar manos que no son nuestras,
llorar con llanto que no es el nuestro,
tener amores que no son nuestros,
probar comida que no es la nuestra,
rezar a dioses que no son nuestros,
oír un nombre que no es el nuestro,
pensar en cosas que no son nuestras,
usar moneda que no es la nuestra,

sentir caminos que no son nuestros...

...Y tú, desterrado:
Estar de paso, siempre de paso,
tener la tierra como posada,
tenerlo todo como prestado,

No tener sombra sino equipaje,
tal vez mañana, mañana o nunca... (Fragmento de Letanías del desterrado, Miguel Ángel Asturias
).




Ay, Guatemala,
cuando digo tu nombre retorno a la vida.
Me levanto del llanto a buscar tu sonrisa.
Subo las letras del alfabeto hasta la A
que desemboca al viento llena de alegría
y vuelvo a contemplarte como eres,
una raíz creciendo hacia la luz humana
con toda la presión del pueblo en las espaldas.
¡Desgraciados los traidores, madre patria, desgraciados!
¡Ellos conocerán la muerte de la muerte hasta la muerte!

Por que nacieron hijos tan viles de madre cariñosa?...  
(Fragmento de Distante de tu Rostro de Otto Rene Castillo).


Abominar de nosotros por no crear aún conciencia de la proceridad del pueblo y su perversión. Así ocurre en Guatemala y otras grandes potencias.El cristiano país sin cristianismo yace bajo distendida sotana en vez de cielo. Hay que perforarla un millón de veces para alegrarse siquiera con estrellas mentirosas.

Feroz ternura, con reposado ímpetu vivirla para que el sol negro del día negro y de la noche negra no sea irrefragable.
Ser compatriota de Shakespeare, del Volcán de Agua, de Martí, de San Juan de la Cruz, de Huracán, corazón del cielo.

Morar en una pústula que sea rosa de dinamita al despetalar su podredumbre.
Injusticia y hambre ¡qué violenta, qué violenta violencia!
Nubes irresponsables vulneran el azul. Lleno mi copa de azul único y seco. Me perturbo como imbécil que conoce mal la risa. Atónito contemplo el cielo inusitado. Vida irrefutable vivo.

Ser guatemalteco es bermellón, torre, privilegio, azahar, tigre, asombro, aristocracia, catástrofe plebeya por el aborto al anual la inercia.  
(Fragmento de ¿Que es ser guatemalteco de Luis Cardoza y Aragon).

Y aunque no este de moda darle un beso a la amada en la mejilla,
sin pedirle a cambio una sonrisa, y aunque no la precise, la espero,
yo que te quiero y te bendigo por la vida que me has dado,
te doy el beso que sí esperas y otro mas; ¡mi Guatemala muy querida!




¡Te esperamos en el próximo post de Guatemala Desde Adentro!

¡Hasta Cualquier momento!